El español que se habla en Yucatán

A continuación les presentamos algunos verbos yucatecos.

Achiquitar: reducir de tamaño una cosa.

Adjuntar: enviar o remitir adjunto

Anortarse: amenazar ventarrones del norte.

Aviolentar: darse prisa o apresurar a otro: “Aviolenta que ya es tarde”, “si no aviolentas te van a dejar”.

Cloroformar: simplificación de cloroformizar

Costurar: equivale a cosar.

Embullar: animar, infundir entusiasmo

Enchapinarse: disgustarse.

Encheverarse: acicalarse, vestirse bien.

Emposmarse: producir los alimentos molestias en el estómago o dificultades en la digestión.

Instruccionar: dar instrucciones

Encampanarse: enamorarse, entusiasmarse por algo.

Transar: transigir.

Trasbocar: vomitar, a diferencia del resto de México donde vale por equivocarse.

Bachatear: andar de fiesta y holgorio.

Batear: pegar con un bate o que algo salga muy bien.

Culipandearse: retroceder ante alguna dificultad.

Chachalaquear: hablar mucho sin sustancia.

Chechonear: lloriquear, gimotear.

Homenaje: rendir homenaje.

Jacarandear: armar jácara, festejo.

Lambisconear: adular.

Empanizar: cubrir con harina.

Mecatear: escatimar, cortar o reducir el abastecimiento de dinero.

Negociar: hacer determinado movimiento o darle un uso a algo: “Negocea la palanca para que suba el cristal”, por extensión se refiere a alguien: “Vino negociante y dijo que no podemos ir”.

Redrojear: escudriñar.

Relajar: armar desorden.

Serenatear: llevar serenata.

Tortear: hacer tortillas de maíz.

Traquetear: usar intensivamente.

Cucharear: meter la cuchara con frecuencia.

Chisporrotear: flamear

Zangolotear: mover con cierta violencia.

 

Ver más artículos sobre El Español que se Habla en Yucatán