Este grabado no corresponde al rostro real del doctor. Fue hecho a partir de las investigaciones realizadas por el Dr. Arturo Erosa Barbachano con los descendientes y familiares de Don Ignacio.

Fundación de la Escuela de Medicina. Dr. Ignacio Vado y Lugo. Este grabado no corresponde al rostro real del doctor. Fue hecho a partir de las investigaciones realizadas por el Dr. Arturo Erosa Barbachano con los descendientes y familiares de Don Ignacio.

Introducción de Nuevos Esfuerzos y de la Vacuna contra la Viruela

En los últimos años del siglo XVIII y en los primeros del siglo XIX ejercieron la medicina en la provincia de Yucatán el Doctor Alejo Dancourt, francés; Benjamín Bothe, inglés; el Doctor fray Antonio Lorenzo de Vecaria, español; y, radicados en Campeche, los Doctores Juan Antonio Frutos, Ciprinao Blanco y Carlos Escoffié. Todos estos médicos de origen extranjero introdujeron en Yucatán algo de los avances de la ciencia médica. Sus preocupaciones y sus esfuerzos iban dejando atrás las viejas ideas, fueron erradicando los confusos nombres de los padecimientos y empezaron a identificar otros; se dejaba de rezar a los santos con la asiduidad que se terapéuticas, “el mal de ojo” y “los malos humores del pecho o del vientre”, recibían otros nombres y eran tratados en forma diferente. A esta etapa, breve pero significativa corresponde la primera campaña de vacunación contra la viruela llevada a cabo en el año de 1803 y en la cual tuvo un papel destacado el Dr. Cipriano Blanco, quien en el año de 1818 ya había alcanzado la suma de 28, 773 vacunados. Los médicos de esta época pusieron, desde luego, las bases que eran indispensables para la fundar la Escuela de Medicina de Mérida.

Fundación de la Escuela de Medicina de Mérida

Para hablar de la Escuela de Medicina se requiere un vistazo a la biografía de su fundador, el Dr. Ignacio Vado y Lugo. Nacido en Granada, Nicaragua, en el año de 1796, el joven Vado estudia medicina en Guatemala y se gradúa en el año de 1824. Precisamente en su examen de grado conoció al entonces presidente de la República de Guatemala, Don Tomás O’Horán. Después de ejercer una corta temporada en Oaxaca el joven médico Vado sale a París donde realiza estudios y prácticas, “en tiempos en que destacaban Dupoytten, Lisfranc y Roux”.

Se afirma que, después de sus estancia en Europa, El Doctor Vado pensó radicar en la ciudad de México pero finalmente estableció su residencia en Mérida. El gobernador del estado, Don José Tiburcio López y Constante, pensó que ya era el momento de fundar una Escuela de Medicina, el Doctor Vado que, por sus conocimientos y don de gentes, se había granjeado el aprecio general, se empeñó en la tarea. El 10 de Junio de 1833 se publicó el decreto del establecimiento de la Escuela de Medicina. Los primeros alumnos de la Escuela de Medicina fueron Nemesio de los Santos Rubio, José Ma. Nicolás Gebles y Gamboa, Fernando de la Luz Patrón y Urrutia y Juan Pablo Acevedo. Las materias eran: Anatomía y Fisiología, Patología Interna y Externa; Medicina Operatoria y Partos; Materia Médica y Terapéutica.

Existe en la actualidad cierta discusión en relación al primer director de la Escuela de Medicina, pues al Doctor Vado y Lugo se le dio posición de la “Cátedra de Prima de Medicina”, como a otro joven médico extranjero, el Doctor Juan Hubbe Heyer, natural de Hamburgo, se le dio posesión de la “Cátedra de Vísperas”, afirmándose que el primer director oficial de la Escuela como tal fue el Doctor José Dolores Patrón.

Próximo Artículo de la serie. HISTORIA DE LA MEDICINA EN YUCATÁN: EL BATALLÓN DE ZAPADORES.