El Circo Teatro Yucateco, una de las primeras salas de cine en Mérida

El Circo Teatro Yucateco, una de las primeras salas de cine en Mérida

En enero de 1897 en casa de don Manuel Cicerol se proyectó por primera vez una película en Yucatán. El 31 de enero de ese mismo año en el Peón Contreras se proyectaron varias películas. Ángel Montaño y Antonio Chemín abrieron una sala de proyección en la Estación Central de Tranvías. Taylor por su parte se dio a la tarea de recorrer los pueblos del interior del estado. El 11 de febrero de 1897 en el Peón Contreras se ofrecían “tandas” de cinematógrafo, proyectándose las “vistas” “Las Palomas”, “Los Bomberos”, “Las Bañistas”, “La Feria de Caballos” y “Un temporal en Veracruz”; exhibiéndose por primer vez “La Gran Manifestación Mckinley en Nueva York”.

En 1902 Beltrán Dopuy proyectaba películas en el Circo Teatro Yucateco como lo hiciera en 1904 la empresa Casasús-Adams. En 1094 Modesto Álvarez estableció en Mérida una de las primeras casas alquiladoras que hubo en el País, importando una buena cantidad de filmas franceses que rentaba a los cines ambulantes que había en la península. Con el tiempo esta distribuidora se convirtió en la poderosa Álvarez, Arredondo y Cía., una de las distribuidoras más importantes del país. En 1912 Eulogio Gurrutia presentó en el Peón Contreras una sincronización sonora con el cronógrafo Gaumont. Una de las primeras salas cinematográficas que se estableció como tal fue el Salón independencia, operado por “La gran empresa cinematográfica Erosa”. El Salón independencia se anunciaba como “El Salón de moda para las familias”. Antes otras empresas fugaces realizaron algunas proyecciones en el Circo Teatro Yucateco y otros salones de la ciudad. Posteriormente en el Circo Teatro se ofrecían “funciones de cinematografía” los jueves, sábados y domingos.

Ir al artículo siguiente: EL CINE EN MÉRIDA: YUCATÁN PIONERO EN LA PRODUCCIÓN DE CINE EN MÉXICO

Ir al artículo anterior: EL CINE EN MÉRIDA: LOS INCIOS DEL CINE