Pedro Infante- El cine en Mérida en los años cincuenta

En los años cincuenta todavía tenía impulso el cine mexicano que tanto éxito había logrado la década anterior. Así Libertad Lamarque filmó “La Marquesa del Barrio”, Pedro Armandáriz y la hermoso Miroslava aparecieron en “Ella y Yo”, Luis Aguilar y Meche Barba en “Cuando Tú me Quieras” en el cine Mérida; Luis Aguilar y Rita Macedo -quien fuera mujer del escritor mexicano Carlos Fuentes, autor de “La Región Más Transparente” y “Aurea”, entre otras novelas y cuentos – en “El Señor Gobernador” que proyectaba en el cine Esmeralda. Los cines de Mérida en los años cincuenta fueron: Cantarell, Mérida, Peón Contreras, Colonial, Apolo, Rex, Nuevo Novedades, Principal, Rialto, Encanto, Esmeralda, San Juan y Alcázar. En el Peón Contreras se estrenó una de las películas más célebres de Pedro Infante: “A Toda Máquina”. En el Rex Juan Crawford y David Brian pudieron ser vistos en la película “Los Condenados No Lloran”. En el Cantarell se proyectó “Cárcel de Mujeres” con dos bellezas de la época: Sarita Montiel -cuyo verdadero nombre es María Antonia Abad – y Miroslava. El cine Mérida lograba muy buenas entradas con la película “Los Enredos de una Gallega” con Niní Marshall. También en el Mérida se estrenó “Suez” con Tyron Power y Loreta Young. Alma Rosa Aguirre protagonizó “Nosotras las Sirvientas” que se proyectó en el Colonial. En el Peón Contreras se estrenó “Mi Mujer No es Mía” con don Fernando Soler y Luis Aldas. En Technicolor, en el cine Mérida, se estrenó “Hasta el Último Hombre” con Richard Widmark. En el Nuevo Novedades se presentaba un “Extraordinario Festival Infantil con Stan Laurel y Oliver Hardy, El Gordo y el Flaco”. En el cine Mérida la luneta costaba $2.50, balcón $2.00 y niños $1.00. Las familias, los novios y los chaperones en los años cincuenta tenían más opciones para después del cine. ya se habían abierto nuevos restaurantes y “neverías” en la ciudad. En el cine Mérida se presentó una película muy celebrada: “Pánico en la Calle” con el actor del momento, Richard Widmark y Paul Douglas. En el Esmeralda se pudo ver “Por Querer a Esa Mujer” con Pedro Armendáriz y Rita Macedo. Una película de mucho éxito fue “Vuelva el Sábado” con Abel Salazar, María Elena Márquez y Oscar Pulido. En el Encanto se proyectó una versión -acaso la primera- de la “Laguna Azul” con jean Simons y Donald Houston. En el Mérida Joaquín Pardavé arrancó aplausos y risas con “Del Can-Can al Mambo”; meche Barba y Fernando Fernández actuaron “La Pasionaria”. Pedro Infante protagonizó con su habitual carisma y sus capacidad histriónica “Las Islas Marías” y se disputó las preferencias del público con “Disloque a Bordo” de Gary Cooper. En la cartelera del Peón Contreras se anunció una película del perro Lassie “La Colina Dorada”. Humphrey Bogart que había creado todo un estilo como lo había hecho en su momento Clark Gable, pudo ser admirado en “Intriga en Damasco” en el cine Cantarell. Roberto Cañedo y Lilia Prado actuaron en “Crimen y Castigo” que se presentó en el mismo cine Cantarell. El 21 de diciembre de 1953 se presentó en el Teatro Yucatán la compañia de Pepit Embil, la madre del tenor internacional Plácido Domingo. eran miembros de esta célebre compañía don Plácido Domingo -padre del teneo-, Manolita Savala, Blanca de Liz, María Luisa Banquel, Sara López, Manuel Castell, Jesús Freyre, Jose María Martí, Fernando Flaquer, Oscar Alatorre y Fernando Pais, más doce coristas de uno y otro sexo. En el Colonial, otro española, Sarita Montiel, hacía las delicias de los meridanos con “Piel Canela”. En el Rialto se presentaba “Genio y Figura” con Luis Aguilar y Antonio Badú, Ingrid Bergman y Robert Montgomery protagonizaron la cinta “Alma en la Sombra” que se proyectó en el Cantarell. La coronación de la reina Isabel II de Inglaterra pudo verse en el Peón Contreras. Otras películas aclamadas en la década de los cincuenta fueron: las de Marilyn Monroe, ese nuevo símbolo que le contestó a un periodista que le preguntó qué se ponía para dormir: “Chanel No. 5”, “Naipes del Destino” con James Milligan y Mary Bet Hewghes, “Pena…Penita” con Lola Flores, Luis Aguilar y Antonio Badú, “La Nave del Destino” con Spencer Tracy y Gee Tierney, “El Señor Fotógrafo” con Cantiflas y “Vitaminas par el Amor” con Cary Grant y Ginger Roger. En esta década brilló con esplendor Germán Valdéz, “Tin-Tan”.

Ir al artículo siguiente: EL CINE EN MÉRIDA EN LOS AÑOS SESENTA

Ir al artículo anterior: EL CINE EN MÉRIDA EN LOS AÑOS CUARENTA