Arqueología

 

Templo del Hombre Barbado

Este templo fue quizá el primero en el que se utilizó el Talud(inclinación en la plataforma); el muro vertical recibe su nombre del raro personaje barbudo que encabeza la escena. El templo se encuentra asentado sobre un basamento de tres cuerpos escalonados, que junto con la escalera, descansa sobre una plataforma que tiene 14 metros de largo por 8 de ancho. En el interior el edificio consta de una sola cámara con techo abovedado del que surge un tablero que muestra a Kukulkán emergiendo de las fauces de una serpiente emplumada. Debajo las paredes presentan bajorrelieves de árboles que hunden sus raíces en el subsuelo, a esta composición se le conoce como “El Monstruo de la Tierra”. El célebre “Hombre Barbado” preside la pintura en el interior del templo. En el nivel superior se puede apreciar a Kukulkán sobre un trono de Jaguar enmarcado por una serpiente emplumada que forma un claro óvalo al que flanquean siete guerreros.