El Caracol u Observatorio

Esta construcción es un portento arquitectónico y astronómico y es por eso que es un emblema de todo el mundo maya. Se le conoce como “El Caracol” por su forma espiral lo que revela como una torre circular. Su base se apoya sobre una plataforma rectangular decorada en la parte superior por una cornisa de esquinas redondeadas.

Curiosamente su orma es muy similar a la de los observatorios modernos y consta de tres estructuras superpuestas: una base interior circular, alrededor de la cual se construyó un basamento, el segundo cuerpo de la torre se sitúa sobre la cornisa anterior, ostenta un friso que tiene, sobre cada una de las puertas, una máscara del dios Chaac y un personaje sentado rodeado por un marco de plumas y serpientes. Y en el tercer, y último cuerpo, aun puede verse una serie de aberturas o ventanas que permitían observaciones astronómicas. Desde aquí los observadores mayas estudiaban el cosmos y formulaban predicciones. En los días equinocciales todavía es posible observar el alineamiento de los astros en las aberturas o ventanillas de esta obra maestra del genio maya.