musica-colonia

La música en Yucatán durante la Colonia tiene, como es fácil intuir, dos capítulos: la música religiosa y la música profana. Era frecuente que en las escuelas que existían en los conventos y en los llamados “pueblos de visita”, es decir los que dependían de aquellos, hubiera una escuela donde también se enseñaba música, eran famosas las de Conkal, Maní y la del convento de Izamal. A fines del XVI el organista principal de la catedral de Mérida era nada menos que Gaspar Antonio de Herrera, Llamado en su “gentilidad” Gaspar Antonio Xiu. El canto coral religioso ere sobresaliente, se cantaban “Pues Concebida”, “Alabado y Ensalzado”, “Santo Dios” y misas pontificales y semi-pontificales. Se usaban los órganos, las flautas, las chirimías, los sacabuches, las cornets, los ministriles, los clarinetes y las trompetas. La música profana se ajustaba a la prevaleciente en la península hispánica: coplas, villancicos, endechas, canciones de cuna, etc. más alla de esto es poco lo que se puede encontrar.

Ver el artículo anterior LA MÚSICA EN YUCATÁN: LOS MAYAS