El Consejo Directivo presidido por el Ing. Jorge Caamal Burgos empezó a analizar algunos signos relativos a las finanzas públicas del gobierno encabezado por Ivonne Ortega Pacheco: niveles de presupuestos como nunca se habían tenido, recursos asignados por la federación sin destino específico, aumento de la deuda pública, aumento desproporcionado del Gasto Corriente en relación a la Obra Pública y poca claridad en el rendimiento de informes. El 31 de octubre de 2010 Coparmex Mérida publica un desplegado en EL Diario de Yucatán dirigido a “La Opinión Pública con respecto al III informe de gobierno :

“Sabemos que por ley el Ejecutivo del Estado debe comparecer ante el H. Congreso del Estado a rendir por escrito un informe acerca de la situación que guardan las diversas ramas de la administración. Este informe fue entregado por el secretario de Gobierno el domingo 17 de octubre.

Sin embargo es un lástima que ante esta oportunidad de expresar  de frente a los diputados locales, representantes del pueblo,  cómo marcha el rumbo de nuestra entidad, cuáles son los resultados obtenidos y cual ha sido el orden y la aplicación de nuestros recursos  , entre otros aspectos se haya optado por enviarlos.

No entendemos como entonces si se promueve un evento denominado ‘Informe Ciudadano’ a un costo muy elevado y que no presenta ni representa realmente el informe que guarda la administración pública estatal.

Por otro lado tratando de revisar el III Informe y la Cuenta Pública 2009 (que no nos llegó por escrito sino que la obtuvimos de internet) vemos que son documentos muy difíciles de consultar tanto por su volumen como por lo técnico de la información que se tiene.

Sin embargo,  salta a la vista que los ingresos obtenidos por este gobierno han ido creciendo considerablemente  respecto a sexenios anteriores y en contra parte los gastos han crecido desproporcionalmente en unas áreas que consideramos que no son estratégicas para el pueblo.

Sobre este aspecto , creemos que los ciudadanos deben tener una información más clara y sencilla de entender. Sabemos que se cumple con la Ley al publicar en internet  los datos, pero también sabemos que los ciudadanos no van a revisar la cuenta al detalle ; creemos que deberían ser condiciones no negociables la honestidad y transparencia con que se manejen los recursos.

Los ciudadanos deben de tener a la mano sus indicadores de gestión prácticos , y conocer cuales son los resultados obtenidos al haber invertido las cantidades de dinero que se asignan mediante el presupuesto.

También los ciudadanos deben saber que cuentan con trabajo estable, saber que hay inversiones productivas en el Estado que generan que la gente tenga trabajo y que se sienta bienestar en las familias, servicios públicos de calidad, servicios de salud y de justicia pronta y expedita .

En Coparmex Mérida hemos pedido en varias ocasiones que se invite a las organizaciones ciudadanas , universidades y organismos empresariales a participar en la elaboración del presupuesto, para opinar desde que se integran los rubros si las cantidades que presupuestan podrán obtener los resultados esperados. También se ha solicitado poder participar en el análisis periódico del gastos del gobierno para señalar con oportunidad si existen desvíos o no.

Estamos todavía a tiempo de conocer con anticipación los recursos que se va a presupuestar y los proyectos en los que se van a invertir , de estar enterados de cuáles van a ser los beneficios económicos o sociales para el Estado al aplicar los recursos en esos rubros.

Hoy los señores diputados integrantes de nuestra Legislatura están ante una gran oportunidad de demostrar que representan verdaderamente al pueblo de Yucatán , revisar a fondo las cuentas del Informe y señalar, en su caso, cualquier irregularidad que se detecte. Que se revise, no únicamente de manera contable y documental, es decir , el gasto que se hizo , si está el asiento contable y sus correspondiente comprobante, sino que se revise si está presupuestado o no, y si los precios pagados por los servicios , los bienes adquiridos o los contratos de obra pública están a precios razonables y de mercado .

Y muy importante, que se analice con mucho cuidado el comportamiento de la deuda pública de corto, mediano y largo plazo.

Este remitido alude a un gran problema: la información de las finanzas públicas. Los datos solo cobran un significado a partir de que se cruzan con otros datos del mismo período o con el dato de un período anterior. Por tanto los números de la cuenta pública son aislados. Hace décadas los estados financieros del gobierno del Estado se hacían públicos con la opinión que emitía un contador público independiente, esta sana práctica se perdió. El espíritu de este remitido es claro: se necesitan repuestas a una serie de inquietudes. Finalmente se procedió a plantear con la mayor precisión las dudas que se desprendían de la información , tanto de la que se disponía como de la que no se disponía.