ArqueologíaEl Cenote Sagrado

El Cenote Sagrado es, quizá, uno de los sitios más legendarios y misteriosos de todo el Mayab. Como ya se ha dicho Chichén Itzá significa “la boca del pozo de los itzáes”, el pozo del que se habla es precisamente este cenote que es una derivación de la voz maya tzonot que definía a los pozos naturales. El Gran Cenote sagrado mide 50 metros en el diámetro norte-sur y 60 en el oriente-poniente. El agua, verdosa y densa, comienza a unos 20 metros debajo de la orilla. En el Cenote se hacían las ofrendas, primero fueron objetos y joyas y posteriormente doncellas, mancebos, y en algunas ocasiones hasta niños. En las entradas húmedas del cenote se han encontrado huesos humanos y numerosos objetos de oro, cobre y otros metales preciosos, así como cestería. Se ha sostenido la teoría de que cuando Chichén Itzá fue abandonada la tribu de los Itzaes siguió aferrada al Cenote Sagrado, administrando, posiblemente, los rituales que en el se daban.