microfono-gonzalo-navarrete

Lo sucedido a Carmen Aristegui hace unos meses no es algo nuevo ni raro en nuestro país. Esta nota del año 2010 publicada en el periódico A7 describe lo sucedido a Gonzalo Navarrete Muñoz cuando Ivonne Ortega ejercía el cargo de Gobernadora del Estado.

____

Tras apenas 4 meses al aire, el Grupo SIPSE de Yucatán terminó esta semana abruptamente el Noticiero de Gonzalo Navarrete Muñoz, cronista de la ciudad de Mérida, hasta ayer titular de ese espacio radiofónico.

El Grupo SIPSE está constituído por varias estaciones radiofónicas, entre ellas la frecuencia de 100.1 FM “La Nueva Amor”, el periódico Milenio-Novedades y el Canal 2 de la televisión yucateca. SIPSE se ha caracterizado en Yucatán por su línea editorial gobiernista alineada al PRI, siendo ademas filial de Televisa a nivel nacional . La última emisión con Navarrete Muñoz al frente fue el miércoles 8 de septiembre de 2010.

En los últimos meses, el ameno noticiero había elevado su raiting, desplazando y superando al espacio noticioso de José Luis Preciado en Radio Fórmula, que hasta hace poco ocupaba la posición líder en las noticias locales matutinas.  Con un estilo fresco de comentar las noticias el programa de Navarrete empezó rapidamente a contrastar con el estilo estirado y rígido de la mayoría de los noticieros radiofónicos de Yucatán, sometidos a la autocensura o de plano a los dictados del gobierno estatal.

Ha trascendido que “las gota que derramó el vaso” de la intolerancia de la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, fue la inclusión  -en el programa que se transmitía de 6 a 8 de la mañana- de un espacio de comentario semanales con la ex gobernadora y ex presidenta nacional del PRI Dulce María Sauri Riancho, enfrentada desde hace 3 años al gobierno de Ivonne Ortega Pacheco.

Otras versiones indican que el motivo para reprimir y despedir a Gonzalo Navarrete fue un amplio comentario dedicado el lunes 7 de septiembre al indebido uso del helicóptero del gobierno del estado para trasladar desde los arrecifes de los Alacranes, al jefe policíaco de Yucatán Luis Felipe Saidén Ojeda, quien paseaba en traje de baño junto con su esposa en esa reserva ecológica.

A partir del jueves 9, el noticiero fue conducido por Roberto Ruz Suhrur, mejor conocido como el “joven” Ruz en ese espacio noticioso y por “Sarita”, otra de las colaboradoras de Navarrete Muñoz, sin dar explicaciones de la ausencia de su ex jefe. Al no escuchar el jueves a Gonzalo Navarrete Muñoz, los radioescuchas especularon si Gonzalo habría sido víctima de la epidemia de influenza estacional que ha proliferado en Mérida durante este mes patrio. Algunos analistas políticos comentarían poco después al saberse el verdadero motivo de la ausencia,  que Navarrete Muñoz en realidad había sido víctima de la “influencia de un gobierno intolerante y represor de la libertad de expresión” y del escaso valor civil y nula autonomía de los “empresarios” propietarios de SIPSE.

Otros colaboradores o comentaristas que tenían secciones en el extinto Noticiero de Gonzalo Navarrete, son el obispo de Papantla Jorge Carlos Patrón Wong; Beatriz Espejo escritora que enlazaba desde la ciudad de México; Gina Villagómez, investigadora de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Yucatán (quien también fue víctima de la censura radiofónica hace meses en otro programa); Felipe Ahumada Vasconcelos, presidente a nivel local de la Asociación Mexicana por el Derecho a la Información (AMEDI); y la investigadora Sara Poot Herrera, que se enlazaba vía telefónica desde Santa Bárbara, California.

Durante el período de la señora Ortega Pacheco, han sido corridos de sus programas varios comunicadores que “disgustaron” o “desafiaron” la línea editorial de la gobernadora yucateca:  Blanca Estada Mora a quien le fueron clausurados dos programas de alta audiencia en la cadena RASA; el cese del programa de Sylvia Centeno; la investigadora universitaria Gina Villagómez quien fue retirada “por órdenes de arriba” del programa El Columnista Radio que conducen Efrén Maldonado Betanzos y Martiniano Alcocer Álvarez en una estación oficial; el profesor Jorge Álvarez Rendón quien fue relevado de su programa de TV en el canal 13 del gobierno del estado, que conducía junto con el mismo Gonzalo Navarrete. Más recientemente un periodista de Artículo 7, Juan Ceballos Uc fue amenazado por el Oficial Mayor del Gobierno yucateco Luis Hevia Jiménez y por Jaime Zetina González, ex secretario de fomento económico. Adicionalmente hace unas semanas el reportero Hansel Vargas Aguilar del Diario de Yucatán fue demandado porGabriela López Gómez, asesora cercanísima a la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco. No olvidemos tampoco las dos ocasiones que el portal de A7 fue atacado y “bajado” de la red por hackers muy posiblemente de la policía cibernética del gobierno de Yucatán. Es notorio que algunos medios ni siquiera han dado a conocer estos atropellos a la comunicación y a los derechos de expresión más elementales, y que muchas de las agrupaciones y organizaciones de la “sociedad civil” se hacen de la vista gorda, consintiendo de facto esta primitiva censura.

Grupo SIPSE es propiedad de la familia García Gamboa. 

___