Procesión en honor de Santiago Apóstol en Tixcacalcupul

Procesión en honor de Santiago Apóstol en Tixcacalcupul

FIESTAS YUCATECAS

Como para todos los pueblos de origen hispánico, para los yucatecos la fiesta tiene un sentido ritual, es “un retorno al principio, cuando todos estábamos juntos y felices en algún lugar”. Esta es la razón de ser de las fiestas yucatecas independientemente del motivo formal que las justifique. De hecho si un acontecimiento es significativo merecerá una fiesta como una forma de celebración. Para los yucatecos la fiesta anula tiempo, espacio, edades y clases sociales. Estas condiciones, desde luego, pueden apreciarse con mayor nitidez en las llamadas fiestas populares, que no son otra cosa más que las celebración de los santos patronos de los pueblos o los barrios. A ellas concurren por igual todos, sin distinción de edades o clases sociales, con el propósito de conmemorar a un personaje que vivió siglos antes en un lugar distante del que apenas se tiene alguna remota noticia; se recordarán sus hazañas, sus costumbres y el ambiente en que se desarrollaron. Este tipo de celebraciones fue una coincidencia más entre los mayas y los hispánicos, ambos pueblos tenían un amplio repertorio de deidades y ambos tenían por costumbre celebrarlos.