(El Conde “La Lonja” o la cantina “El Bufete”)

A este noble edificio del siglo XIX se le ha llamado “El Puerto de Alejandría” o “El Bufete”; el primer nombre se debe a una casa comercial y el segundo, a una cantina frecuentada por abogados y otros personajes distinguidos de la ciudad.

El edificio ha resistido los embates del tiempo y las aspiraciones de una mal entendida modernidad. Se nota nuevamente el mal efecto que hacen los cables sobre todo el espacio.