EL MOVIMIENTO WOKE

La frase “stay woke” (estar despierto)  surgió en los años treinta en los Estados Unidos. Nace entre la población afroamericana para tomar conciencia  las condiciones de la marginación en que vivía este grupo social.  Al paso de los años fue abarcando a otros grupos  que estaban en lucha: las feministas, los que luchan por defender su orientación sexual y algunos grupos de izquierdas y de ambientalistas. Los que enarbolan estas banderas suelen ser   sinónimos de “progres”, pero con objetivos muy concretos de empoderamiento. En 2014 , tras el asesinato de, el término se popularizó hasta  que finalmente  se agregó al Oxford English Dictonary en 2017. Este movimiento se vincula también  con los “milenian” que se identifican  con estas demandas sociales, excepción hecha de las ideas de izquierda. Cierto es que algunos de estos grupos están condenados desde el nacimiento de la civilización occidental, la que es producto de la unión del cristianismo y el helenismo. La postura de estos grupos es de defensa y toda postura de defensa se traduce en ataque. Este movimiento a menudo es seducido por la posverdad y esto complica el diálogo político y responde a los llamados más primitivos. La situación se puede tornar grave: ahí donde la razón es excluida y se da paso a estados de ánimo se abre la puerta a la catástrofe. La política es el arte de vivir en sociedad, no es ni la lucha por el poder ni por obtener mayor popularidad o para lograr desagravios mediante confrontaciones. Hay políticos que pretenden aprovechar a estos grupos para  obtener poder, para lograrlo recurren a posturas de conflicto. La defensa de los derechos no tiene que ser a base de discrepancias ni debe caer en la definición del revoltoso: aquel que se asume como el diablo que lo que pretende es injuriar a Dios no cambiar algo. La receta para establecer un trato con este tipo de movimientos es la misma: el diálogo con tolerancia y , también, cuando se requiera, la critica. Una sociedad enfrentada es una sociedad en estado de guerra: cualquier cosa puede pasar.