UN SUCESO MEMORABLE

695919

La entrevista que se le ha hecho al Dr. Francisco Luna Kan ha evocado un pasaje trascendente: el asesinato de unos reos que se amotinaron en el penal. Hecho que dio lugar a uno de los sucesos periodísticos del siglo xx en Yucatán. Tanto la acreditación de los reos con vida, como la identificación de sus muertes, fueron exhibidas a la opinión pública como pocas veces se había visto en la historia del periodismo. No menos sorprendente fue la entrevista telefónica que se le hizo a Miguel Nazar Haro, el siniestro operador del crimen. El asunto tomó talla nacional , pues como bien se sabe constituyó una denuncia impecable de otro capítulo sangriento de la "Guerra Sucia ". Apenas escrito esto hay que hacer una enmienda: se llama " Guerra Sucia" al combate a los grupos disidentes del gobierno. Se perseguía acabar con todos aquellos que protestaban , entre ellos los comunistas y socialistas que estaban proscritos. Un hombre sabio acabó en gran medida con esta batalla: don Jesús Reyes Heroles que ,emprendiendo una reforma de Estado, le abrió las puertas a todos. Eso fue en gran medida la LOPPE ( ley de organizaciones políticas y procesos electorales). Reyes Heroles promovió una amnistía general y dejó sin causa a los Nazar Haro y otros sujetos que ejercían el crimen de Estado creyendo que obtenían " la gloria roja del homicida" . Pero habría que ampliar el espectro, también se les aplicaban las leyes de las balas asesinas a los que se volvían un problema para los gobiernos. Muchos creen en esa fórmulas, y por eso este pasaje tiene vigencia. Don Juan Sánchez Navarro, ni más ni menos, defendió estas medidas ante don Julio Scherer. El periodista escandalizado ,y dolido por el afecto que le tenía a don Juan , se alejó : era imposible mantener una relación con quien defendía el crimen como base de la convivencia social. Don Jesús Reyes Heroles, que ha sido el gran estudioso del Liberalismo en México, y en ese sentido un creyente en los valores de la libertad de prensa, habrá visto con buenos ojos la labor del Diario en el pasaje de los reos. El trabajo de Scherer fue admirado por Reyes Heroles, que primero fue sabio antes que viejo, al punto de que pretendió que volviera a Excelsior. En esta hora en que las noticias están bañadas de sangre necesitamos una prensa libre y valerosa , aliada de la sociedad organizada, tal como la concebían lo liberales. Una prensa , que como el Diario en este suceso, sea capaz de alumbrar los renglones torcidos y abominables de la sociedad y los regímenes de quienes la gobiernan. Este suceso memorable nos conduce a una convicción : no hay activo más valioso par una sociedad que la prensa libre.