SIGNIFICADO DE TOMAR AGUA DE POZO

Debería decirse “agua de cenote”, porque la noción proviene de los mayas de la antigüedad. Los mayas pensaban que al tomar agua del cenote de un pueblo ya pertenecían a esa población. La razón puede ser comprensible: de alguna manera el agua de un cenote contiene las bacterias propias de la zona y quien ingiere el agua no posee los anticuerpos para enfrentarla y podía sufrir graves enfermedades. Pero en caso que no le hiciera daño alguno llevaba un mensaje: pertenecía ya a ese pueblo. Bien cierto es que también se podían generar los anticuerpos y así lograr la pertenencia. Los cenotes son como los yucatecos : misteriosos.  Todos los cenotes están conectados y podemos decir que vivimos sobre uno enorme. Hay pocas dudas: el impacto del meteorito produjo la constelación de cenotes en nuestros pueblos. Quizás así somos los yucatecos : todos estamos conectados bajo la tierra. Lo cierto es que a pesar de esta condición cada cenote tiene sus bacterias.  Cuando el lío del agua potable en el siglo pasado el presidente Díaz Ordaz sentenció: “que los yucatecos sigan tomando ese caldo de microbios”. Pero debemos a un hombre excepcional el advenimiento del agua potable: el Dr. Pedro Solís Aznar, gracias a sus empecinamiento hoy algunos niños tienen tallas superiores. Si alguien no toma agua de pozo en Yucatán nunca pertenecerá a este pueblo. Ese es el significado de “tomar agua de pozo”.