LIBERALES Y CONSERVADORES

La evolución de estos dos grupos clásicamente antagónicos de México tiene algunos incidentes especiales y una visión de conjunto. La evolución de liberales es significativa: los antiguos liberales del siglo XIX, herederos de la Constitución de 1857, de la Reforma y de la lucha contra la intervención francesa, terminaron siendo los conservadores contra los cuales se levantó la Revolución: don Porfirio, don Justo Sierra Méndez, don Joaquín Casasús, don José Yves Limantour y la mayoría de los “científicos”; en los mismo términos podemos hablar del caso de Yucatán: don Olegario había sido secretario de don Manuel Cepeda Peraza. En el caso de Yucatán la confusión podría presentársenos desde antes: a principios del siglo XX eran abanderaos de los políticos liberales  don Carlos Peón Machado y don José María Palomeque Solís; y los conservadores eran el Gral. Francisco Cantón, ex combatiente contra los indios sublevados , y don José María Ponce Solís. Hemos mencionado ya la hidalguía de los Peón y de los Palomeque, cuyos descendientes  y parientes, en su inmensa mayoría, hasta la fecha, son conservadores;   por el contrario nadie se atrevería que la familia Ponce, a pesar de se carácter emprendedor, es una clásica familia conservadora. Otro caso significativo es el del Gral. Teodosio Canto, político conservador, luchador contra los indios, que tiene dos descendientes en posiciones contrarias entre si y con la suya propia: don Eduardo Sobrino es miembro del PRD y su hermano Carlos del PRI. Existen más equívocos: el abuelo de don Benito Rosel Isaac , don Benito Rosel Herrera, fue miembro destacado del legendario Partido Socialista. Su nieto niega ser un conservador clásico pues asegura ser un ateo en un partido confesional.   Las antiguas, y genuinas inquietudes de los liberales, volvieron  aparecer con los revolucionarios, que sí consumaron una ruptura y aunque plantearon una demanda de tierras y restituyeron una institución de los tiempos coloniales: el ejido.  Finalmente apareció otro grupo: los convertidos al socialismo que sospechaba de la propiedad privada y creía, entre otras cosa, en la lucha de clases. Por el contrario , salvo algunas variaciones, los conservadores de acuerdo a su naturaleza han permanecido; de ahí que los descendientes de hidalgos se encuentre hoy en posiciones destacadas del poder.