LA ACELGA

acelga

La palabra viene del árabe, as-silqa y ésta del griego sikelé: la siciliana. Probablemente los griegos aprendieron a comerla de los árabes que poblaban Sicilia. Su nombre científico es beta vulgares y el nombre común: acelga o bledo.
Es nativa de Europa Meridional donde crece espontáneamente en la región mediterránea y los griegos, 500 años A.C. ya la tenían incorporada a su dieta. Ha sido básica para la alimentación durante muchos siglos y hoy en día, reconocidas sus virtudes, su uso se ha extendido a América y Asia. En general es una hortaliza poco apreciada en la gastronomía y por tanto tiene un precio muy bajo al consumidor a pesar de ser la tercer entre las demás hortalizas en valor nutricional. Aporta minerales como calcio, hierro, potasio y sodio, así como vitaminas A y B, y medicinalmente ejerce beneficios como laxante y digestivo.

Translate »