Edificios de la época colonial y Porfiriato - meridadeyucatan.com

Edificios de la época colonial y Porfiriato

INTRODUCCION A LA EPOCA COLONIAL

Inicia con la fundación de Mérida el 6 de enero de 1542. Esta tuvo un papel primario a nivel regional debido a su jerarquía como capital de la provincia de Yucatán que incluía un vasto territorio.
Durante los siglos XVI, XVII y XVIII, la capital monopolizó los servicios religiosos, administrativos, militares, etc.
El siglo XVII llegó con cierta prosperidad económica y Mérida empieza a mostrar relativa madurez, que se refleja en la aparición de las primeras haciendas, la llegada de frailes, oficiales; comerciantes, artesanos, etc., quienes se sumaron a los nacidos en la ciudad y sentaron las bases para el aumento de la población.
Se construyeron nuevas casas de españoles y las hubo de una sola planta o dos, de las cuales muy pocas sobreviven. Ambos tipos mantienen el esquema alrededor de un patio con arcos tanto de medio punto como conopiles y multilíneos, conocidos en Yucatán como "Isabelinos". Y en algunos casos portadas con decoración de argamasa.
En general, permanecía en las casas la austeridad de las primeras construcciones, manteniendo la costumbre de los muros lisos, con poca decoración y pintadas de blanco a la cal, de aspecto netamente moro.
A medida que la ciudad maduraba durante los siglos XVII y XVIII, la preocupación se enfocó en mejorar las condiciones de vida de los pobladores y a ofrecerles más y mejores servicios: iglesias, hospitales, conventos y colegios atendidos por religiosos, instalaciones para el abasto, caminos, etc.

Se organizaba de una manera jerárquica a través de secciones con diferente función; la plaza, la catedral, obispado, casas reales, residencia del conquistador, residencia de los vecinos, etc. Mientras más cerca de la traza inicial, mayor jerarquía.  Con esto, se triplico la población de la ciudad, lo cual se reflejó en los cambios de uso del suelo, el aumento de los precios de terrenos ubicados en el casco central, la expansión de la ciudad y la modificación de la traza instaurada por los fundadores hacia una morfología urbana que se sobrepuso a la original. Los pueblos de indios, San Juan, Santa Lucia y mejorada se integran a la ciudad; Santiago y San Cristóbal se incorporan como barrios ocupados por indios, mestizos, pardos, mulatos y algunos españoles y San Sebastián. Estos barrios estaban densificadas con construcciones permanentes, las viviendas era de paja y había tierras para el cultivo.

A fines del siglo XVIII, el crecimiento multidireccional de la ciudad modificó la traza original perdiéndose el sentido ajedrezado inicial; la prolongación de las calles ya no fue siempre rectilínea y algunas manzanas fueron quedando de menor tamaño. Esto se vio a través del incremento de la construcción de edificios religiosos, primero como capillas temporales y después de mampostería. La ciudad quedó dividida en 4 cuarteles de 24 a 40 manzanas cada uno, definiendo, con ello, la segregación racial. Se construyeron tres puertas que eran grandes arcos con vigías de acceso: San juan, Dragones y el del Puente, de las siete que delimitaban, por un lado las fronteras de la ciudad y por otra, la separación entre ésta y los barrios indígenas; que al parecer pertenecían a un proyecto para amurallar la ciudad.

Durante el siglo XIX, en Mérida había 123 manzanas delimitadas dentro de los cuarteles, de las cuales, 40 estaban totalmente densificadas con construcciones permanentes. El creciente desarrollo económico y el auge henequenero de la época desbordaron en la construcción de imponentes haciendas, edificios públicos, teatros, hospitales, escuelas, clubes sociales y casonas de estilo europeo que prevalecen en diversas avenidas de la ciudad.

ARCO DE SANTA LUCIA

1

Cuando Mérida fue fundada en 1542, lo que ahora se conoce como el Parque Santa Lucía, en la esquina de la Calle 60 x 55 en el Centro Histórico, era un terreno grande virgen a las afueras del Centro de Mérida. La iglesia de Santa Lucía, construida en 1565, es una de las primeras iglesias edificadas en Mérida. Esta iglesia fue construida para albergar a los esclavos que traían de África al servicio de los españoles. En el atrio de la iglesia estaba el primer cementerio de Mérida, para los españoles comunes. Donde ahora están los arcos en el parque, se guardaban carretas y caballos.

El templo que dio nombre a este barrio se construye en 1575 por el encomendero D. Pedro García, destinando el terreno aledaño para el cementerio. Enfrente de la Iglesia se encuentra el parque del mismo nombre, llamado también Parque de los Héroes. Durante el dominio español, este espacio se dedicaba a asistir enfermos.

Su historia como parque tiene sus orígenes cuando en 1804, por decreto oficial, se formó una plaza vistosa cuyos arcos que la caracterizan fueron edificados en el siglo XIX. Los pisos de la plaza están formados de ladrillos ingleses. La paternidad de este proyecto es del progresista gobernador y capitán general Don Benito Pérez Valdelomar, quién el 6 de noviembre de 1804 manda a conformar la plaza de Santa Lucía, aunque los corredores con arcos se concluyen hasta 1873. Pérez Valdelomar promovió la siguiente instancia ante el Ayuntamiento de la ciudad: “Deseando hermosear cada día más esta capital, me he dedicado con empeño a convertir en una plaza vistosa y agradable el muladar fétido y asqueroso de Santa Lucía”.  Fue así como formó el plano primitivo de los portales y accesorias de los dos frentes de la plaza para que ésta quedara perfectamente cuadrada. Este sublime espacio sería tan libre como sigue siéndolo al presente, por eso se proyectó con arcos abiertos y sin rejas ni alambradas.

Don José Miguel Quijano quedó finalmente propietario del terreno destinado a las accesorias que aún se conservan en los portales, pagando, después del avalúo, la entonces cantidad de cuarenta pesos.

Cuenta con columnas dóricas rústicas. Sus 24 arcos: 11 mirando al oriente y 11 al sur, más uno de acceso por calle, en la 55 y la 60, es la entrada a diez viviendas distribuidas a lo largo de los portales: 5 que se encuentran al fondo de la calle 55 y las otras 5 que empiezan en la calle 60. Ahora viviendas y comercio.

Aquí vivieron familias acomodadas, comercios, el antiguo edificio teresiano (calle 60 X 53), estuvo la Escuela Secundaria Federal para Hijos de Trabajadores, etc. El atrio, el parque y los portales, fueron destinados como espacio público desde 1871 por el Gobernador Manuel Cirerol, se puede considerar que es el tercer parque más antiguo de Mérida. Desde 1887 en el centro del parque se sitúa un obelisco dedicado al Gral. Sebastián Molas, y a partir del año 1965 es escenario de las tradicionales noches de la Serenata Yucateca, donde todos los jueves se presentan tríos de trovadores y la orquesta típica de yucalpetén y en el día un mercado al aire libre así como la Bici-Ruta.

En 2012 la familia Gene, dueños de los portales, iniciaron una renovación del espacio abandonado junto a los arcos. En 2013 se inauguró lo que es la Plaza Santa Lucía, con tiendas y restaurantes. El gran atractivo es el parque y plaza.

2 3

ARCO DEL PUENTE

Ubicado en la calle 50 x 63 Centro. Barrio de la Mejorada Es Considerado uno de los más antiguos monumentos de la ciudad, parte de la arquitectura colonial de la ciudad correspondiente a los siglos XVII y XVIII puede ser apreciada en el centro de la ciudad. Durante este período, a fin de proteger la ciudad de las sublevaciones indígenas se propuso un plan de amurallamiento, del que sólo se llevaron a cabo el muro rodeando la ciudad con las entradas o arcos. Actualmente solamente se conservan el arco del Barrio de San Juan y los arcos de Dragones y del Puente en el Barrio de la Mejorada.

Los tres arcos se construyeron bajo las órdenes del capitán general don Juan José de la Bárcena, en 1690. Aunque De la Bárcena tuviera tales intenciones, estas edificaciones jamás funcionaron como puertas de la ciudad, pues no se ven rastros de que hubieran estado empotradas hojas para tal servicio, ni se tiene memoria de ello. Los tres monumentos pertenecen al reducido grupo de los escasos arcos en la República Mexicana; incluso, tal parece que son los únicos en su tipo en todo el país.

El arco del Puente toma su nombre ya que fue construido en la calle donde antes estaba un pequeño puente de madera que servía para desalojar las aguas que inundaban la ciudad en época de lluvias.

Está presidido por una cruz de piedra, tiene a nivel del piso dos arcos bajos a manera de puestas, abiertos en la base para permitir el paso del transeúnte y asimétricos (es notoria la diferencia de altura entre ambos).

4 5 6

ARCO DE DRAGONES
Ubicado en la calle 50 x 61Centro. Barrio de la Mejorada. Siglo XVII, 1690.
El arco de dragones es llamado asi por su ubicación junto al muro sur del antiguo cartel de Dragones. Está adornado con un sencillo nicho con la imagen de San Antonio, colocada ahí por la cercanía con el templo franciscano de la mejorada. Fue construido alrededor de 1690 bajo el gobierno del general Juan José de la Bárcena, estos arcos demarcaban hipotéticamente el núcleo de la capital diferenciándose de las jurisdicciones parroquiales de los barrios, extramuros, donde habitarían los nativos y también para adornar las calles.

El autor de estos monumentos es Manuel Jorge de Zezera.

7 8

ARCO SAN JUAN
Calle 69 esquina con 69-A, Centro. Barrio de la Mejorada.
El Arco de San Juan es el de mayores dimensiones y se encuentra en la salida al Antiguo Camino Real a Campeche, muy cerca de la Ermita de Santa Isabel.En su cresta, un nicho alberga una hornacina con la imagen de San Juan Bautista. Y al igual que otros arcos de la ciudad, fue construido para poner límites a Mérida como parte de un posible proyecto de fortificación, mismo que nunca se concretó.

A un costado de la iglesia aún se puede observar el arco de san juan, que indicaba el fin de la ciudad de los blancos y el principio de los barrios de indios. Tanto el arco de dragones, como el arco de San Juan fueron construídos alrededor del año de 1690 por el Ing. militar Manuel de Zezera y bajo el Gobierno del general Juan José de la Barcena. Son únicos en la República Mexicana y son los monumentos más originales con los que cuenta la ciudad de Mérida.

9 10 11

INTRODUCCION AL PORFIRIATO
Último tercio del siglo XIX hasta 1915. En este periodo se da una transformación de la arquitectura y el urbanismo imperantes en la etapa colonial, esta transformación es sustentada por cambios económicos y sociales del Estado, provocados por el desarrollo de la industria henequenera; y por otro lado representaba la “modernidad” de la burguesía porfiriana.

Durante este período se inicia la construcción del Paseo de Montejo, en el que destacan las aceras arboladas para el tránsito peatonal, glorietas para monumentos y fuentes, amplios arroyos para circulación vehicular y empleo de camellones centrales, así como viviendas con amplios jardines al frente y a ambos lados.

En el centro de la ciudad las nuevas manifestaciones arquitectónicas aparecieron sobre la estructura colonial existente, misma que fue „reciclada‟ y convertida al eclecticismo.

El estilo Ecléctico tiene cuatro tendencias: neoclásica, afrancesada, manierista-barroquizante y neogótica, que comparten elementos en común, como verticalidad en puertas y ventanas, pórtico alejado de la calle y en nivel elevado para jerarquizar los edificios, escalinatas de acceso, vestíbulos de grandes dimensiones, remates tipo crestería con elementos vegetales, escudos, etc.

La tendencia Neoclásico se caracteriza por los entablamentos con frontones, cornisas simples y con dentículo y frisos con triglifos, cornisas y molduras corridas en la parte superior y a lo largo de la fachada, vanos enmarcados con jambas sobresalientes del paño general, usos de los órdenes jónico, corintio y mixto en columnas y capiteles, pilastras simuladas adosadas, almohadillas en tablas, biselado y bocelado.

La tendencia Afrancesada cuenta con techumbre tipo mansarda, ventanas lucarnas rematadas con frontoncillos, tableros con trofeos, guirnaldas, remates de las balaustradas, conchas y medallones ovales, herrería en puertas, enverjados, barandales de balcón y toldo acristalado en acceso.

En la tendencia manierista-barroquizante se desarrolla diversos planos en fachada, columnas exentas y adosadas o encajonadas en nichos, frontones abiertos con su parte central terminada en volutas, arquitrabes y cornisas curvadas, balcones salientes, columnas salomónicas, complejo sistema almohadillado, frontones y frontoncillos con el borde superior quebrantado o interrumpido.

La tendencia Neogótica se caracteriza por la verticalidad en las fachadas, torres esbeltas, arcos ojivales en puertas y ventanas, vitrales y rosetones, nervaduras en la cubierta, elementos decorativos en los remates, crestería y pinturas religiosas en el plafón.

 

CORREO FRANCÉS
Ubicado en la Calle 56 No. 529a entre 65 y 65a, Centro.
Es considerado como un elemento cultural de gran importancia para la ciudad de Mérida, tanto por sus características arquitectónicas como por su valor histórico, es el ex-Palacio Federal y de Correos.

Es un edificio de gran importancia tanto por sus características arquitectónicas como por su valor histórico, el cual fue inaugurado el 5 de mayo 1908 por el Gobernador del estado D. Enrique Muñoz Aristegui, siendo Presidente de la República el Gral. Porfirio Díaz. Este hermoso edificio, muestra del auge económico de la Ciudad a principios del siglo XX.

Más o menos en el mismo sitio que ocupó el viejo Bazar-Mercado. En él fueron acondicionadas las oficinas de Correos, Telégrafos y Tribunales Federales. El edificio se construyó al retirar el segundo de los dos kioscos que antecedían al Mercado Lucas de Gálvez en 1903.

El edificio fue diseñado y construido por el Ing. militar Salvador Echegaray y posee una arquitectura en donde se aprecia el estilo neoclásico con ciertas reminiscencias del estilo francés. Presenta, al igual, características constructivas “modernas” como lo son muros de mampostería, techos de vigas de acero, hierro y concreto armado en su estructura y pisos de pasta. El interior presenta modificaciones en sus espacios originales, siendo las más evidentes la construcción de dos mezzanines en planta baja, el cambio de altura original al colocarse plafones suspendidos y el cambio de acabados en pisos, muros y cancelerías, rescatados en su originalidad hoy en día.

Este edificio está considerado con Tendencia Afrancesada, gracias a la techumbre tipo mansarda, ventanas lucarnas rematadas con frontoncillos, tableros con trofeos, guirnaldas, remates de las balaustradas y de los enmarcamientos de los accesos en forma de pebeteros, conchas y medallones ovales, herrería en puertas, enverjados, barandales de balcón y toldos acristalados en acceso.

12

En esta imagen del edificio de correos se puede observar el contexto, a un costado estaba la prolongación del mercado, el edificio llamado “El Siglo XIX”, ubicado en la esquina de la calle 56 por 65, el cual fue inaugurado en el año 1874 y albergaba originalmente una ferretería. A su vez, encontramos el Portal de Granos o de Quijano, el cual presenta una arquitectura colonial del s. XVIII. En la parte posterior, el Museo colinda con el Mercado “Grande” Lucas de Gálvez. Al desaparecer la Ciudadela, quedó el espacio para instalar un mercado por lo que en 1906 se inauguró el primer mercado.

En el El 2007, el ayuntamiento de Mérida rescató y rehabilitó el Edificio de Correos, punto de referencia de muchos de los meridanos, con el fin de albergar al Museo de la Ciudad, siendo inaugurado el 29 de junio del mismo año.

El Museo de la Ciudad, tiene como objetivo el de participar en el desarrollo de los habitantes de la ciudad de Mérida, para conocer la historia, arte, música, teatro, deportes, etc. De la ciudad.

En él se exhiben algunos de los objetos más representativos de la época en la que hospedó al Servicio Postal Mexicano. Actualmente, se ubican las oficinas de SEPOMEX y TELECOM para seguir dando el servicio a muchos meridanos.

La misión del Museo de la Ciudad es que la sociedad adquiera, conserve, investigue, comunique y presente con fines de estudio, educación y deleite, testimonios sobre la historia y cultura de la ciudad de Mérida.

Cuenta con una exposición permanente, conformada por piezas de colección desde la vida de los mayas (vasijas, herramientas, joyas, ofrendas) hasta la vida después de la colonia (pinturas, retablos, vestidos, armas).

13

GRAN HOTEL
Es considerado uno de los edificios más bellos y elegantes del siglo XX en Mérida, que remarcan el esplendor de esta época. Una de las joyas del patrimonio histórico de la nación

Inaugurado en 1901 el Gran Hotel ha servido como marco para películas, modelaje y centro de atención de los actores, escritores, músicos y políticos más importantes de este siglo.

14

A principios del siglo XX el gobierno de Yucatán organizó un comité de recepción y festejos con diversas actividades para los visitantes, con el fin de interesar a los extranjeros en las diferentes actividades, principalmente henequenero, de Yucatán.

El pionero de la actividad turística del estado, fue el cónsul de Estados Unidos en la península de Yucatán, William P. Young,

Desde 1902 se había inaugurado el primer hotel instalado en un edificio construido para tal fin, El Gran Hotel, frente al Parque Hidalgo, que ofrecía los conforts para el viajero como agua fría y caliente, restaurantes, etc.

A pesar de haberse edificado en plena época del estilo ecléctico, no tiene ornamentación excesiva ni alguna característica de este estilo, más bien para su tiempo, puede considerarse austero.
Actualmente e gran hotel sigue funcionando y cuenta con:
 25 Habitaciones de NO Fumadores
 Aire Acondicionado
 Teléfono / Servicio de larga distancia
 Estacionamiento
 Restaurante
 Joyería
 Internet inalámbrico en habitaciones
 TV por Cable
 Servicio de lavandería
 Caja de Seguridad
 Las áreas para fumar: Lobby, recepción y terraza exterior.

14 15 16

 

 

Deja un Comentario

You must be logged in to post a comment.