5 NETAS DIVINAS - meridadeyucatan.com

5 NETAS DIVINAS

Netas-Divinas

La “cuenta larga” es una manera de medir el tiempo en períodos más espaciosos. A esta “cuenta” pertenece la llamada liberación femenina. Los grandes cambios en la vida de las mujeres se dieron en México en los años veintes, los maravillosos años del siglo pasado. En esa década  empezaron a brillarar con gran esplendor: Frida Kahlo , Carmen Mondragón- Nahuí Ollín-, María Izquierdo ,la misma Lupe Marín y Nellie Campobello. Fueron hijas de la revolución de los veintes y heroínas de la libertad: Pita Amor, Rosario Castellanos-“ Mujer que sabe latín no encuentra marido , ni tiene buen fin”-, Elena Garro , la primera esposa de Octavio Paz y mujer violentamente femenina, entre otras tantas.  La mujer mexicana contemporánea es deudora de este grupo de pioneras míticas. Dice Enrique Krauze que la Ciudad de México es la capital libérrima del mundo. No se le puede rebatir. A esta condición contribuyeron no solo estas mujeres sino también algunos hombres, entre ellos siempre hay que destacar a los muralistas, básicamente a Diego Rivera y a David Alfaro Siqueiros, y a los Contemporáneos , que tanto lucharon por un México moderno en todo sentido. El Gran Gatsby es una obra literaria que muestra este cambio de los años veintes, F. Scott Fitzgerald logra un retrato maravilloso de la mujer pelona. La salud de una sociedad puede medirse por el grado de libertad de sus mujeres. Cierto: en Grecia las mujeres eran vistas como “animales superiores” y en Roma, por épocas, tenían la misma clasificación. Pero las cosas empezaron a cambiar desde el Renacimiento , o quizás antes: desde la invención del concepto del amor. El amor romántico es la revolución perfecta: el débil se libera de su condición y se convierte en el dominador. Por miles de siglos la especie humana ha sido la misma: el hombre el fuerte y la mujer la débil físicamente. Pero en el invento del amor los papeles cambian : el hombre se vuelve el débil y el dominado, el vasallo de quien manda: la mujer. Octavio Paz dice que el perfecto orden social se da en la cópula del hombre y la mujer que se vuelen uno solo. Una obra del realismo mágico tardío lo refleja con nitidez cautivadora: “La Casa de los Espíritus ” de Isabel Allende. La televisión mexicana , tan pobre y pálida, acierta en muy pocas ocasiones. En los albores del invierno de su vida acierta con el programa Netas Divinas, transmitido por Unicable. En este programa podemos advertir la condición de la mujer en el México actual. Son cinco mujeres que hablan con libertad y que a menudo se olvidan de que están frente a una cámara y se deslizan a las  zonas de las confidencias. Dos de ellas están casadas- Paty Manterola e Isabel Lascuraín- y tres no: Yolanda Andrade , Luz María Zetina y Gloria Calzada. La primera impresión que tenemos es que un buen número de mujeres ya no cree en el amor como fórmula de liberación. Tampoco cree en el matrimonio como custodio del amor. El matrimonio es la única institución que permite que el amor resucite infinidad de veces. Paty Manterola, que está supliendo a Alejandra Rosaldo, e Isabel Lascurain parecen estar completas: casadas, tienen hijos, trabajan y viven asumiendo sus derechos.   Caso muy especial es el de Isabel Lascuraín Arrigunaga que proviene de familias muy conservadoras; por el lado materno proviene de una familia de hidalgos desde tiempo muy remotos, se puede decir con confianza que es de muy rancio abolengo acreditado en varias ocasiones. Quisa por esto tiene tanto talento para expresar cariño y resulta tan equilibrada en sus juicios.Luz María Zetina estuvo casada y , estando en el programa, se divorció, es madre de tres lindas niñas  y representa a muchas mujeres mexicanas contemporáneas . Hay algo adicional en Luz María: tiene un carisma que trasciende las pantallas y toca a los televidentes que se dejan tocar. Gloria Calzada es una mujer que representa en mucho nuestro tiempo y lo hace con sensatez. Dueña de un rico lenguaje logran expresiones certeras . Yolanda Andrade es una mujer heterodoxa y vive con mucha dignidad su orientación. Llena de gracia no elude la crudeza y siempre hace aportaciones sorprendentes.  Todos los jueves, con repetición el sábado, el televidente asiste a un curso para poder entender a las mujeres mexicanas actuales, si es que esto es posible. Advierte uno con claridad los dos extremos fascinantes de las mujeres: la impiedad por la que mueven el mundo y la ternura con la que lo dominan. Lloran y se ríen al mismo tiempo. Hay algo encantador: no dudan de su posición y  sin pestañar asumen su rol de mujeres “que saben latín”.y se sienten seguras de su buen fin. No se puede despejar la duda que nos planteó Angeles Mastretta: la mujer ha logrado liberarse de la familia-ya su cuerpo no es el territorio del honor de su padre y sus hermanos-, de la sociedad, pero se enfrenta a una censura trágica: la de los hijos. Es cierto: gran parte de los problemas con los hijos no provienen de los hechos sino de la inconsciencia, así pues con acrimonia juzgarán a las reprimidas como podrán juzgar a mujeres que viven libres. Claro ha de estar que estas últimas dan más motivos para todos los conflictos que la mitología griega nos expone y que Freud , no sin inocencia, pretende explicarnos. En otros países el problema se ha resuelto con no tener hijos, algo de eso sucede en México si atendemos a las Netas Divinas: Yolanda y Gloria, no tienen hijos. Fuera de esto la realidad, los mitos y los desafios de las mujeres mexicanas, con cierto perfil ,quedan muy bien expuestos en estas sesiones que no tienen desperdicio alguno. Por el México actual hablan estas mujeres , lo hacen con encanto, talento e inteligencia, por eso hacen un programa imprescindible.Elena Poniatowska hizo una serie de bocetos biográficos de algunas de las pionaras de los veintes y treintas, por sugerencia de su hija Paula Haro al libro le llamó “Las Siete Cabritas”. Si las lindas y brillantes mujeres que hacen este programa fueran como sus antecesoras, habría que decir que : neta, son cabritas divinas.