10 PUNTOS A CONSIDERAR PARA COMPRAR CASAS EN MÉRIDA - meridadeyucatan.com

10 PUNTOS A CONSIDERAR PARA COMPRAR CASAS EN MÉRIDA

 

Casas en venta

Que la ubicación tenga:

1 Conectividad, esto es facilidad para desplazarse a otros rumbos de la ciudad.

2 Autosustentabilidad: que cuente a menos de 800 mts con tienda de conveniencia, farmacia, cajero bancario, escuela primaria, mercado o supermercado, parque e iglesia

3 Nivel Humano , a parte de los servicios básicos la calle donde se encuentra el predio debe ser transitada a pie por los vecinos.

A menudo se pretende comprar una casa atraídos por la moda o por el paisajismo desplegado  en el desarrollo. Sin embargo nada puede sustituir a los tres puntos anteriores, sin ellos poco vale el despliegue de jardines y lagos o las técnicas para posicionar un fraccionamiento  en el mercado. No hay que perder de vista que una casa , aun cuando sea para vivirla, es una inversión. Alguien se puede sentir muy atraído por ciertas características del sitio pero si contraviene los puntos anteriores lo invertido sufre un demérito considerable. Por lo demás los norteamericanos inventaron el estilo de vida “fuera del pueblo”, el estilo campestre o country. Sin embargo después de la Segunda Guerra Mundial le dijeron a Latinoamérica : “Nos equivocamos , ustedes tenían razón: la estructura barrial es lo mejor”. Pero a pesar de este acto de reconocimiento nosotros queremos seguir haciendo desarrollos campestres. Lo sorprendente es que haya gente que los compra aun cuando a la vista está que no tendrán ninguna clase de proyección y que como inversión es improcedente.

 

4 Que ni el terreno ni la construcción tengan incidentes o accidentes.A los primeros corresponden los aspectos legales: que exista la dirección y que no haya gravámenes sobre la propiedad. A los segundos pueden pertenecer los huecos, cables de alta tensión , colindancias perturbadoras, cercanía a expendios de gasolina, etc.

5 La construcción tiene que responder a las necesidades de los propietarios.

Al momento de comprar se tiene que tener presente nuestras necesidades actuales y futuras para poder identificarlas en la propiedad que se está comprando. Quien compra una casa compra: una calle, un rumbo, una ruta y un pedazo de la ciudad. Para saber cual satisface nuestras necesidades lo primero es saber cuáles son éstas, en la actualidad y en los años que vamos a vivir ahí. Hay que considerara el nivel de autosustentabilidad, la cercanía a las universidades y otras vías de conectividad. Hay un término peligroso y en absoluto desuso: plusvalía, en tanto se alude a un posible valor futuro. Cierto, hay casos en que se puede advertir que el precio está por debajo del valor; pero cuando se habla de futuro se habla de especulación y esto puede llevar a grandes desencantos. Con la casa no se especula.

6 El precio debe estar dentro del rango del precio de mercado para una casa semejante.

No existen casas baratas o caras, existen casas que se encuentran de acuerdo al precio de mercado. Al momento de comprar tenemos que determinar cual es el precio en el mercado de una casa como la que estamos adquiriendo. Este principio parece sencillo pero lo perturban algunos factores. Uno de ellos es el crédito : puede ser accesible pero elevar el precio en forma descomunal. Hay otros casos en que la mercadotecnia infla considerablemente los precios. Si usted compra un departamento en una cantidad es posible que con esa cantidad compre una casa de más metros cuadrados y con un terreno. Con frecuencia los departamentos ofrecen unas áreas comunes por las cuales elevan en demasía los precios , cuando que a usted le puede interesar tener un terreno que sea de su propiedad. Parece ser que el mercado de la vivienda en nuestro país es un mercado de vendedores: ellos ofrecen y eso hay que comprar. Se han desarrollado algunos dispositivos para aumentar

 

7 Debe determinarse la antigüedad de la construcción y su estado.

Una casa tiene una vida útil en promedio de unos 60 años. Ciertamente se le puede dar un mantenimiento que extienda su vida. Al momento de adquirir tenemos que estar muy claros qué tanto de la vida útil a transcurrido y en cuánto le queda a la casa. En cualquier caso hay que determinar la vida transcurrida de la casa para tener presente las posibles afectaciones a las instalaciones. No importa que nunca se haya ocupado, puede ser que tenga cuatro años de haberse construido y eso es necesario considerar.

 

8 Debe calcularse los requerimientos para poder habitar el predio y aumentarlos al precio ofrecido.

Desde luego que hay que considerar si la construcción responde a lo que necesitamos: espacios e instalaciones. Es muy difícil que una casa satisfaga nuestras necesidades a la primera. Quizás haya que hacerle acondicionamientos. El costo de esas adecuaciones hay que considerarlo y sumarlo al valor original. Nada que no de calidad espacial puede aumentar el precio: una cúpula, una barda, hasta los protectores famosos , no pueden aumentar el precio. Son en si técnicas para hacerlo pero sin mucho sustento. Menos aun el crédito. No porque sea fácil aplicar a una crédito se va tomar lo que sea a cualquier precio. En estos casos es imprescindible acudir a un asesor inmobiliario de prestigio para elegir la mejor opción.

 

9 Se tiene que advertir la conciliación con el medio ambiente: la orientación de los espacios donde se pasa mayor tiempo -la ideal es sur poniente-y el que haya ventanas a un metro veinte centímetros del piso que creen corrientes de aire.

A menudo se ofrecen casas que carecen de la adecuada ventilación, casas que resultan inhabitables por el calor retenido. Lentamente se va advirtiendo que la familia no permanece en ellas porque resulta insoportable. Por otro lado es posible que se introduzcan aires acondicionados pero esto elevará el costo de vida y trastorna la vida familiar. En nuestro clima es imprescindible considerar este punto.

10 La conciliación con el paisaje urbano : que no haya algo que perturbe el paisaje como letrero lumínicos , bardas pintadas, etc; y que haya cierta armonía.

La falta de conciliación con el paisaje urbano puede bajarle el valor a la propiedad.  Donde hay bardas no hay nivel humano posible: la gente no camina porque no hay seguridad. Las bardas no ofrecen seguridad y por el contrario propician la inseguridad. Son una manera de romper con la ciudad. A un tiempo es necesario considerar el paisaje urbano en su conjunto: los estilos arquitectónicos y el equilibro en las cosntrucciones.

NOTA: También te puede interesar lo siguiente... casas en venta en Mérida o da clic en la imagen de abajo:

Navarrete Muñoz, Asesores Inmobiliarios y Valuadores especializados en la Ciudad de Mérida Yucatán.